ELEGIR SECCIÓN
1
¿Qué causa el accidente cerebrovascular?
2
¿Qué se puede hacer para prevenir los accidentes cerebrovasculares?
3
El tratamiento de un accidente cerebrovascular grave
4
¿Sabías…
5
Acerca de
Volver a la página Acerca de
Progreso
0 %
Completado
¿Qué causa los accidentes cerebrovasculares?

Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos no son tan comunes y constituyen alrededor del 15 % de todos los accidentes cerebrovasculares. 

El accidente cerebrovascular es generalmente el resultado de un coágulo que bloquea una arteria en el cerebro.

Si quieres evitar un accidente cerebrovascular, seguramente te preguntes cómo se forma este coágulo y qué puedes hacer para evitarlo. En palabras simples, los coágulos de sangre generalmente están causados por una de dos cosas: arterias enfermas y sangre que coagula más de lo normal.

Arterias enfermas

Es posible que hayas escuchado la palabra aterosclerosis. Si no, no te preocupes. Es una palabra que usan los médicos para la enfermedad en las arterias.

Imagina que tus arterias son una manguera.

La canilla es tu corazón que bombea el líquido a la manguera (tus arterias). La única diferencia entre tus arterias y la manguera es que el líquido (sangre) no sale del sistema. Se queda circulando y lleva oxígeno y nutrientes a donde se necesitan.

Ahora, imagina qué le pasaría a esa manguera si se cerrara en un extremo y la presión de la canilla aumentara. Como el líquido no puede salir, la presión empezará a aumentar. Bien, si pasa poco tiempo, la manguera debería ser lo suficientemente elástica como para aguantar la mayor presión, pero si esto se alarga en el tiempo, la manguera podría romperse. En especial si la manguera con presión se deja al sol, finalmente se pondrá dura y dejará de ser elástica. 

 

Tu sistema arterial es exactamente igual.

Si la presión en las arterias aumenta por alguna razón (como cuando tu equipo deportivo anota un gol, por ejemplo), tus arterias pueden manejarlo porque son elásticas. Pero si esta mayor presión sigue por años y años, la tensión constante podría resultar en pequeñas grietas que se hacen en las paredes de las arterias.

Afortunadamente, tu cuerpo tiene algo que está diseñado para arreglar estas grietas. Este “algo” se llama colesterol. Necesitamos el colesterol porque arregla las paredes de las células y el daño causado por la presión arterial alta, como en el ejemplo anterior.

El problema es que si el problema de la presión persiste o si tienes mucho colesterol, la pequeña lesión ahora podría acumular más colesterol. Otras sustancias podrían unirse y, como resultado, la pared de la arteria podría tornarse más gruesa y menos elástica. Tanto que, si persiste, la arteria podría bloquearse completamente. Lo que también sucede es que esa placa que se forma en la pared de la arteria podría soltarse, viajar por el torrente y bloquear una arteria en alguna parte de tu cerebro. 

Español
Perú
Español
Perú
Predeterminado
Argentina
Brasil
Bulgaria
Canadá
Chile
Colombia
Croacia
Ecuador
Georgia
Alemania
Grecia
Hungría
Islandia
Italia
Kazajistán
Kirguistán
Lituania
Malasia
Moldavia
Polonia
Portugal
Rumania
Singapur
Eslovaquia
Sudáfrica
España (español)
España (catalán)
Taiwán, provincia de China
Emiratos Árabes Unidos
Reino Unido
Ucrania
Uzbekistán
ENTRA EN ACCIÓN

SOBRE NOSOTROS

CONOCE A LOS HÉROES

LA CAMPAÑA EN ACCIÓN

COMUNIDAD

SOCIAL
¡ARTÍCULO COMPRADO!
¡NO HAY SUFICIENTES MONEDAS!
¡NO HAY SUFICIENTES DIAMANTES!
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software